Artículos sobre inversión inmobiliaria en Tulum

EL CARIBE COMO DESTINO FAVORITO TRAS PANDEMIA

 

La región que comprende el mar Caribe se sitúa como uno de los tres destinos turísticos que los viajeros estadounidenses prefieren para descansar con sus familias luego de ser levantadas las restricciones por Covid-19, aunando a México en el top 10 como lugar para visitar, de acuerdo a una encuesta realizada por Preferred Hotels & Resorts - grupo de hoteles independientes de lujo más grande del mundo-, donde participaron cerca de 4 mil miembros de de I Prefer quienes se mostraron interesados en planear un descanso en el segundo bimestre de este 2020, publicada por Forbes México en su versión digital.

 

6173f35e-5188-41b2-a9bf-fcd34aa43f68.jpg

Los encuestados externaron su interés por viajar en sus “propios territorios”, por tanto reservarán viajes en destinos nacionales o regionales. Más del 50% de los estadounidenses prefiere quedarse en la unión americana para su próximo viaje.

 

Preferred Hotels & Resorts destacó en su encuesta que el 40% de quienes respondieron se inclina por realizar viajes a otro destinos en otros continentes.

 

En el top 10 de destinos favoritos se encuentran: Florida, Italia, Reino Unido, California, Francia, Hawai, Nueva York, España, Japón y México.

 

El grupo estadounidenses de encuestados tienen como destinos favoritos Norte América, Europa y el Caribe; mientras que los europeos eligieron su continente, Norte América y Asía; el grupo asiático se inclinó por Asía, Europa y Norte América.

 

Más del 50% de los encuestados por Preferred Hotels & Resorts dijo que reservará un viaje en 2020, de los cuales el 17% aseguró que lo hará tan pronto como se levanten las restricciones de viaje. El 75% de los encuestados planea viajar con su familia, después de haber pasado tanto tiempo separados.

 

Respecto al medio de transporte que utilizarán, más del 80% de los encuestados dijo que viajará en avión y la mayoría comentó sentirse preparado para ello, apuntó Forbes México.

 

Más de tu interés:

Estancias en Tulum para disfrutar del paraíso.

 

familia_Tulum.jpg

EXTRANJEROS Y LOS IMPUESTOS POR COMPRA, VENTA Y RENTA EN MÉXICO **

 

¿Te has preguntado si el asunto de los impuestos en operaciones inmobiliarias en México es el mismo o si es más caro para los extranjeros?

 

CASO 1. CUANDO UN MEXICANO COMPRA

Cuando una persona de nacionalidad mexicana compra un inmueble, a nivel general, el proceso que debe cumplir es el siguiente:

Debe obtener certificados de libertad de gravámenes, constancias de no adeudo en materia fiscal y certificado de uso de suelo de su propiedad.

Debe acudir con un notario y presentar documentos como el título de propiedad, boleta predial, boleta de agua, acta de matrimonio (cuando procede) y avalúo (cuando procede).

Con todo lo anterior, el notario realiza la escritura y, tanto vendedor como comprador, pagan sus respectivos impuestos. Si lo que se vende es una casa habitación, el vendedor puede exentar o pagar el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y, quien compra, pagará sus impuestos por adquisición, derechos, honorarios y gastos notariales.

CASO 2. CUANDO UN EXTRANJERO COMPRA (FUERA DE LA ZONA PROHIBIDA)

Cuando un extranjero compra un inmueble fuera de la llamada ‘zona prohibida o  zona restringida’ -que implica una distancia de 100 km al interior del país y 50 km desde las costas-, es decir, si compra una casa o departamento en la colonia del Valle en la CDMX, dicha persona únicamente debe convenir con el gobierno mexicano, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, que se le considere como nacional en relación a esa adquisición. Este proceso responde a lo que se conoce como cláusula Calvo.

“Ese es un trámite que ni siquiera tiene un costo especial, de tal suerte que es un requisito más en el que los notarios ayudamos a los adquirientes extranjeros. Y no les cuesta más la escritura por ser extranjeros, pagan lo mismo que un mexicano al momento de adquirir”, explica José Antonio Manzanero.

EB-ES4703.jpg

Tal vez te puede interesar:

Oportunidad de Inversión: edificio de 6 departamentos Tulum, Centro

Hermosas casas en venta en Tulum

CASO 3. CUANDO UN EXTRANJERO ADQUIERE (DENTRO DE LA ZONA PROHIBIDA O RESTRINGIDA)

En estas circunstancias, la ley de inversión extranjera permite a los extranjeros utilizar la figura del fideicomiso para aprovechar un inmueble que esté dentro de la franja restringida o prohibida, como Acapulco o Cancún.

“Para esos efectos el extranjero no puede adquirir el dominio directo como comprador y el instrumento jurídico que le queda es -a través de un fideicomiso-, utilizar y aprovechar el bien. En ese sentido, se requiere una institución de crédito para que, como fiduciaria, esta sea la que administre este negocio jurídico”, indica el decano del Colegio Nacional del Notariado Mexicano.

Este tipo de fideicomisos por ley tienen una duración máxima de 50 años, que el interesado puede pedir que se extienda 50 años más. De esa forma, puede aprovechar el uso del inmueble hasta por 100 años.

Cabe señalar que el extranjero deberá cubrir el costo del fideicomiso, el cual variará según la tarifa de la institución fiduciaria por su intervención. Hay que tramitar el permiso correspondiente ante la Secretaría de Relaciones Exteriores y darle aviso a dicha secretaria por parte de la fiduciaria cuando se haya usado ese permiso para acceder al bien inmueble.

El consejo para los extranjeros interesados en adquirir una casa o departamento en la zona prohibida mexicana es acudir a algún banco para saber el costo de esto, así como el costo de las escrituras, mismo que se elevará al requerir un procedimiento más sofisticado dada la intervención de la institución de crédito.

En resumen, cuando un extranjero compra un inmueble fuera de la zona prohibida, no tiene que pagar más que lo que paga un mexicano por esa operación, a menos que decida adquirir una casa o un departamento en la playa, por ejemplo, (o sea dentro de la zona restringida).

En ese caso, un extranjero necesita adquirir la propiedad con apoyo de una institución bancaria que servirá como fiduciario. El extranjero se convierte en fideicomisario y gracias a ello podrá gozar del bien inmueble. Pero mucho ojo, esta persona no será propietaria de la casa o departamento, solo va a ser fiduciario aunque podrá usar la propiedad o incluso rentarla y obtener ingresos de ello, aunque claro deberán pagar sus respectivos impuestos.

CASO 4. CUANDO EL VENDEDOR ES MEXICANO O EXTRANJERO

 “Cuando se vende un inmueble realmente no es importante el tema de la nacionalidad, lo que importa es el concepto de la residencia para efectos fiscales. Imaginemos el caso de un ciudadano español que ha vivido en México 20 años o más, por lo que cuenta con residencia fiscal en México, aunque sigue siendo extranjero. Cuando esta persona vende, pagará sus impuestos como cualquier otro contribuyente, inclusive puede llegar a exentar por vender su casa habitación”, advierte Manzanero.

La historia es diferente para un mexicano.

Pongamos el ejemplo de un mexicano que radica en Estados Unidos y quiere vender una casa que tiene en México. “Si el señor es residente fiscal en otro país, cuando venda un bien que tiene en la República Mexicana, tendrá que pagar impuestos bajo otro esquema en el que son más altos”, indica el especialista.

En ese sentido, necesitamos entender que más que la nacionalidad, lo verdaderamente relevante es la residencia fiscal de una persona al momento de vender un inmueble. 


CASO 5. CUANDO UN MEXICANO O UN EXTRANJERO RENTA

Por último, cerramos este tema con el aspecto del arrendamiento.

En el supuesto de que un extranjero o un mexicano quieran rentar, no hay ninguna distinción: no es más caro ni más barato para uno u otro. Eso se debe, esencialmente, a que el arrendamiento de un inmueble no requiere una escritura pública ante notario, solo la firma de un contrato de arrendamiento bajo condiciones que resguarden los derechos y obligaciones del dueño y del inquilino.

Finalmente, si un mexicano o un extranjero quisieran rentar en la llamada ‘zona restringida’, lo pueden hacer sin ningún problema ya que no están adquiriendo el dominio directo sobre el bien, sino únicamente el uso o el uso y goce de ese bien inmueble.

 

**Información tomada de vía Vivanuncios en entrevista con José Antonio Manzanero, expresidente y decano del Colegio Nacional del Notariado Mexicano.

¿Te interesa invertir en Tulum? Contáctanos 


 

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Playas de Tulum. Foto: Spencer Watson de Unplash

Tulum el mejor destino para la inversión inmobiliaria.

 

La Riviera Maya es uno de los destinos turísticos con más auge en México, sus playas color turquesa, sus selvas y cenotes son un conjunto que se traducen como estar en el paraíso. Es por eso que cada vez más personas deciden invertir en su patrimonio, sobre todo en los municipios de Cancún, Playa del Carmen y Tulum.

 

Tan solo la oferta inmobiliaria de Cancún y Playa del Carmen concentra el 83% de inversión, lo que ha ayudado a que Tulum tenga una alza del 9% sobre todo en desarrollos verticales (1). De acuerdo al portal Lamudi, en Tulum la vivienda residencial se tasaba en 4 millones de pesos, pero en 2019 aumentó en un 10%.

 

Además, Quintana Roo se perfila como uno de los estados de la República Mexicana con más movimiento económico. Según cifras del del INEGI, dicho estado de la península tiene 52 millones 876 mil 916 personas económicamente activas, de las cuales más de 16 mil trabajadores tramitaron su crédito Infonavit para adquirir alguna propiedad dentro de los 11 municipios que conforman el estado. Estas cifra no ayudan a comprender el crecimiento que la zona tiene, por tanto la inversión en poblados en crecimiento es una acierto para quien desea adquirir algún tipo de inmueble.

 

(1) Información tomada de immomagazine.

Ruinas de Tulum. Foto: Aaron Huber de Unplash

Nosotros te brindamos un servicio personalizado y de calidad para ayudarte con tu búsqueda inmobiliaria. Si necesitas asistencia o tienes preguntas, siéntete libre de contactarnos.